lunes, 13 de febrero de 2017

Anjelin Preljocaj en el Liceu

Spectral Evidence. Foto: A. Bofill

Los bailarines del coreógrafo de origen albanés afincado en Francia, Anjelin Preljocaj, actuaron por primera vez en el Gran Teatre del Liceu y nos presentaron dos piezas creadas para el New York City Ballet: Spectral Evidence (2013) y La Stravaganza (1997) que se inspiran en Las Brujas de Salem y en la inmigración respectivamente.

Carolina Masjuan

La compañía de Anjelin Preljocaj no es desconocida en Barcelona, ya la vimos en el Mercat y también actuó en el Teatre Nacional pero sí era su debut en el Liceu. Establecidos en Aix en Provence, el elenco está formado por 24 bailarines y entre los que vinieron al Liceu, podemos citar a tres españoles, uno de ellos el catalán Sergi Amorós, en la compañía desde 2009, el murciano Víctor Martínez desde 2015 y el mallorquín Fran Sánchez también en el elenco desde 2009.


La Stravaganza. Foto: A. Bofill
Las obras que habíamos visto hasta ahora en Barcelona eran piezas creadas para ellos, sin embargo también realiza el coreógrafo encargos para otras compañías, como han sido estos dos trabajos para el New York City Ballet, reunidos ahora en el Liceu por primera vez en un solo espectáculo, o el célebre Le Parc que realizó para el Ballet de la Ópera de París y cuya parte final con el impactante beso, es archiconocida ya que fue la imagen de un anuncio publicitario de Air France.

Confesó el coreógrafo que cuando se trata de crear obras para otras compañías, se apoya en los bailarines dejando lugar a la improvisación durante el proceso creativo, para que ellos puedan aportar su punto de vista e involucrarse en el resultado final.

No sabemos cuál sería el resultado vistos ambos ballets por la compañía para la que fueron creados, pero sí podemos afirmar que el elenco de Preljocaj lo forman unos muy buenos bailarines, con una buena técnica clásica, gran capacidad de expresión y movimiento en el que destacan brazos y manos muy expresivos y usados a fondo.

Yurié Tsugawa en Spectral Evidence.
Foto: A. Bofill
En Spectral Evidence, creada en 2013, el decorado lo forman unos paneles movedizos que los propios bailarines, ocho en total, van desplazando en función de las necesidades. Las « brujas » se deslizan o ruedan por ellos de formas diversas y en ellos, son juzgadas, quemadas, enterradas… Entre las cuatro parejas que evolucionan constantemente por escena, destaca la bailarina Yurié Tsugawa, ella nos brindará también un bello paso a dos, triunfo del amor entre tanta violencia e incomprensión. 

Muchos silencios alternan con fragmentos musicales de John Cage elegidos como acompañamiento. La obra, sin embargo, no despierta terror ni piedad, sino que más bien destila sensualidad con los susurros que acompañan la ejecución de los danzarines. Una bella pieza en cuanto a danza se refiere.

La Stravaganza, primera obra creada para la compañía americana por Anjelin Preljocaj en 1997, es un trabajo para 12 bailarines entre los que en su estreno en Nueva York, estuvieron dos coreógrafos muy conocidos actualmente, Benjamin Millepied y Christopher Wheeldon, ambos por aquel entonces en el elenco del New York City Ballet. Con música de Vivaldi y otros compositores contemporáneos, Anjelin la creó como canto a la emigración. Siendo él mismo hijo de padres emigrantes, Nueva York es la muestra perfecta de una ciudad hecha de personas de origen diverso y pluralidad cultural.

Cuando los bailarines bailan al son de la preciosa música de Vivaldi, con vestidos ligeros y amplitud de movimiento, la danza es armónica, musical, muy bella. En cambio, para el conjunto barroco, se utiliza una música contemporánea hecha de ruidos estridentes que resulta difícil de digerir. Cuando ambos grupos se fusionan, La Stravaganza vuelve a funcionar mejor sin que, no obstante, se logre discernir del todo qué es lo que pretende el coreógrafo. La transmisión del mensaje no acaba de funcionar pero, de nuevo, la excelente danza se hace evidente y convence.

La Stravaganza. Foto: A. Bofill


Una corta velada, sin música en directo, a unos precios poco asequibles, para un programa más adecuado para el Mercat o el TNC. Un Liceu que apenas superaba la mitad del aforo siendo realmente una lástima ver tantas localidades vacías. El público asistente el día de clausura, despidió a la compañía con calurosos aplausos.

¿Se darán cuenta en el Liceu que allí lo que se demanda es clásico? ¿Podremos ver a alguna de las múltiples compañías europeas, y por tanto fáciles de traer, que disponen de repertorio variado más adecuado al coliseo de las Ramblas. Ballet de Stuttgart, Ballet de Munich, Ballet de Oslo, Ballet Real de Dinamarca, HET National Ballet y tantas otras. Ballets de repertorio, románticos, clásicos, neoclásicos, Bournonville, Balanchine, McMillans, Crankos, Liam Scarlett, Wheeldon, etc., etc., ¿Cuándo tendrán en cuenta a la danza y sabrán sacarle el partido que le podrían sacar con una buena programación? ¡No cesamos de preguntárnoslo!

La Stravaganza. Foto: A. Bofill

Esperamos a ver qué nos deparará la próxima temporada. La de este año ha sido tan sumamente pobre que sería muy difícil hacerlo peor y no tanto por la calidad de las propuestas, sino por la cantidad y la poca conveniencia de su programación en el Liceu como platos únicos de una muy pobre propuesta.




sábado, 14 de enero de 2017

XXI CONVOCATORIA NACIONAL DE DANZA CIUDAD DE CASTELLÓN

Ada González con Xander Paris, Giselle, en la Gala 2016 de IBStage.
Foto: Sila Avaakum

Como cada año, en Mayo la cita de la Danza es en Castellón. Dirigido por Gabriella Foschi, el certamen que este año celebra su vigésimoprimera edición, ha tenido como ganadores grandes nombres de la danza actual, tales como Sergio Bernal, Ada González, Aleix Mañé, Andrea Tortosa, Elisa Badenes, Cristina Casa o Júlia Roca entre otros muchos que están haciendo grandes carreras internacionales y para los que el concurso de Castellón supuso una buena plataforma de lanzamiento.

Redacción

VIGÉSIMOPRIMERA CONVOCATORIA NACIONAL DE DANZA CIUDAD DE CASTELLÓN

PREMIOS FUNDACIÓN DÁVALOS-FLETCHER”

Clásico/Contemporáneo/Español/Flamenco
Organiza: Asociación Cultural TERPSÍCORE

Patrocinan:
Ayuntamiento de Castellón
Diputación de Castellón
Fundación Dávalos-Fletcher
CulturArts - Generalitat Valenciana
Facsa
Colaboran:
Fundación de la Danza “Alicia Alonso”
Instituto Superior de Danza de la Universidad Rey Juan Carlos I.N.A.E.M.
Compañía Nacional de Danza
Ballet Carmen Roche
Ballet de Biarritz
Ballet de Toulouse
Ballet de Nuremberg,
Ballet de Basilea,
Balletto di Roma
Balletto di Siena
Balletto del Sud
John Cranko Schule (Stuttgart Ballet)
Borona Arts Entertainment (N. Y.),
INNE /Iván Pérez
Valencia Dancing Forward

Hochschule für Musik und darstellende Kunst (Frankfurt)
Central School of Ballet (London)
Lamov
CaraBdanza
Cía Josua Cienfuegos
Cía Otra Danza
Eva Bertomeu-Bojnami Danza
La Companyia
Ballet Nacional de España
Nuevo Ballet Español
Cía Carmen y Matilde Rubio B.E.M
Ibérica de Danza
Cía Danza del Mediterráneo
De Sangre y Raza Cía de Danza
Extremus Danza
Real Conservatorio Profesional de Danza “Mariemma”
Conservatorio Superior de Danza “María de Ávila”
Academie Internationale de la Danse (Biarritz)
Asociación Cultural “ArtBallet”
Asociación Cultural “Gerard Collins”
Adam (Valencia)
Esencia Danza”
Asociación Cultural “Por la Danza”,
Asociación de Profesionales de la Danza en la Comunidad de Madrid
Emilio Morales-Un Mundo de Danza
Institute of the Arts Barcelona
Danza en Escena –Casa de la Danza de Logroño
Danza Castellón Sociedad Filocoreútica

Plazo de presentación de la documentación: 6 de marzo 2017

Enviar a: ASOCIACIÓN CULTURAL TERPSÍCORE
Casa de Cultura
calle Antonio Maura nº 4
12001 Castellón

(Telf. 627018070) Email: terpsicorecastellon@gmail.com

Muy importante: enviar la ficha técnica en formato word también por email


Aleix Mañé en Carmen con la CND.
Foto: Alberto Rodrigalvarez
BASES

1.- Podrán participar en esta Convocatoria los/las bailarines/as que reúnan las siguientes condiciones:
- Nacionalidad española o residencia acreditada en España.
- Cumplir, como mínimo,16 años y no superar los 22 años, durante el año 2017.
- Haber conseguido una formación profesional en danza clásica, contemporánea, española o flamenco
- No estar contratado/a, en el momento actual, en ninguna compañía.

2.- Los/las participantes deberán enviar la documentación indicada a continuación:
- La FICHA TÉCNICA, completamente rellenada en todos sus campos (en WORD).
- Una copia de la misma tendrá que enviarse por email a terpsicorecastellon@gmail.com
- Fotocopia del D.N.I. o, en su caso, Certificado de residencia.
-"Curriculum vitae” (incluyendo teléfonos de contacto y horario y, en su caso, e-mail).
- Declaración jurada de que no está contratado/a por ninguna compañía en el momento actual.
- Una filmación en DVD sin cortes ni efectos especiales, con tres variaciones distintas de repertorio o inéditas, de cualquiera de las especialidades mencionadas: la duración máxima de cada una será de 3 minutos el orden de grabación será el elegido para intervenir en la Semifinal . La tercera variación imprescindible para la preselección no se tendrá que interpretar en escenario

En el exterior del estuche del DVD, además del nombre del bailarín/a, deberán figurar para cada variación: Titulo de la variación -nombre del Coreógrafo - Autor de la música

La documentación debe ser completa. Para subsanar eventuales deficiencias la organización concederá 3 días hábiles, después de comunicarlo.

3.- El plazo de presentación de la documentación será desde la publicación de las Bases hasta el día 6 de marzo del año 2017, en sobre cerrado dirigido a ASOCIACIÓN CULTURAL TERPSÍCORE (Telf. 627018070 ) en el Casa de Cultura, calle Antonio Maura nº 4, 12001 Castellón.
No se aceptará documentación con fecha de envío posterior al día 6 de marzo de 2017

4.- La preselección será efectuada por una comisión local que reúne profesionales de la danza, el teatro, la música y/o los medios de comunicación.

5.- Los resultados de la preselección serán comunicados a los/las seleccionados/as antes del día 6 de abril del año 2017.

6.- Los gastos de desplazamiento y manutención de los/las participantes corren a su cargo.

7.- Los/las bailarines/as seleccionados/as participarán en la semifinal, que tendrá lugar el día 20 de mayo del año 2017, y la final se celebrará dentro de los actos programados para la Gala del Día Internacional de la Danza, que tendrá lugar el día 21 de mayo del año 2017.
Ambas intervenciones se realizarán en forma de actuación abierta al público, en el Teatro Principal de Castellón.

8.- Los/las bailarines/as podrán ensayar, en el escenario del concurso, los días previos a la semifinal según el horario que se establecerá.

9.- En la semifinal, los/las bailarines/as interpretarán las dos primeras variaciones presentadas, en dos series de una variación en cada serie. En la final interpretarán una sola de las variaciones, salvo que el Jurado estime oportuno que sean dos variaciones. Sólo se podrá interpretar una variación distinta a las presentadas en el vídeo de preselección por causa justificada y siempre que se comunique, por escrito, antes del 10 de abril de 2017.

10.- El Jurado de la semifinal y final estará compuesto por representantes de la comisión local y profesionales de la danza de prestigio nacional e internacional. Este Jurado resolverá en cuantos aspectos surjan en la interpretación de las Bases, o no estén contemplados en ella. Su fallo será inapelable.

11.- El Jurado tendrá en cuenta la dificultad técnica y de interpretación de las variaciones presentadas, el talento interpretativo y capacidad de comunicación del/de-la bailarín/a, así como su potencial y proyección de futuro.

12.- Los premios que se concederán entre los/las finalistas son los siguientes:
PREMIO A LA INTERPRETACIÓN: Dotado con DOS MIL SEISCIENTOS (2.600 €),
que es indivisible, y el derecho a asistir, como invitado/a, en una compañía reconocida de ámbito nacional o internacional, a determinar, acorde con las cualidades del premiado/a y el estilo elegido. El premiado/a no podrá optar a los premios por especialidad.
PREMIOS POR ESPECIALIDAD: Se concederán CUATRO PREMIOS de SEISCIENTOS EUROS (600 €), uno por cada especialidad de danza (CLÁSICA – CONTEMPORÁNEA – ESPAÑOLA - FLAMENCO).

ESTANCIAS: Entre todos/as los/las participantes seleccionados/as para la semifinal se asignarán estancias en distintos centros y compañías de danza de reconocido prestigio.

Cada bailarín/a seleccionado/a para una estancia estará obligado/a a comunicar por escrito, a la Asociación organizadora, su aceptación o renuncia a la misma en el plazo de quince días desde el fallo del jurado. En el caso de no comunicarlo dentro del plazo previsto se entenderá su renuncia a la misma.
Una vez finalizado el periodo de la estancia, el bailarín/a deberá comunicar por escrito, en plazo de un mes, sus impresiones con las experiencias tanto positivas como negativas.

Todos los premios se darán a conocer al finalizar la XXIV Gala del Día Internacional de la Danza.

13.- No podrán presentarse a esta Convocatoria aquellos/as bailarines/as que hayan obtenido el Premio a la Interpretación Fundación Dávalos-Fletcher en anteriores Convocatorias.

14.- No serán responsabilidad de la organización ni de los patrocinadores cualquier daño físico o material sufrido o causado por los/las participantes en sus ensayos e intervenciones.

15.- La participación en la Vigésima Convocatoria Nacional de Danza “Ciudad de Castellón” supone la aceptación de estas bases.


Sergio Bernal. Foto: EFE
FICHA TECNICA

Nombre :

Apellidos:

Fecha de nacimiento:

DNI:

Dirección: 

Código Postal: ----------------- Ciudad:-------------------- Provincia: --------------------------

Tl fijo:

Tl móvil:

Horario de contacto:

Email: 
  • CLÁSICO
  • COMTEMPORÁNEO
  • ESPAÑOL
  • FLAMENCO

1ª VARIACIÓN 
Duración:
Titulo: 
Coreografía: 
Música: 

2ª VARIACIÓN 
Duración:
Titulo: 
Coreografía: 
Música: 

3ª VARIACIÓN
Duración:
Titulo: 
Coreografía: 
Música: 


MUY IMPORTANTE: Enviar una copia en formato WORD a terpsicorecastellon@gmail.com









viernes, 23 de diciembre de 2016

Presentación del Ballet del Sodre en el Liceu

María Riccetto y Gustavo Carvalho, Franz y Swanilda.
Foto: Antonio Bofill

Para su única programación de ballet de la temporada, el Gran Teatre del Liceu nos ha presentado al “nuevo” ballet del Sodre. Nuevo, porque bajo la dirección de Julio Bocca, esta compañía de más de ochenta años de historia, brilla como nunca y nos brindó una deliciosa Coppélia en todos los sentidos.

Carolina Masjuan

Y cuando decimos en todos los sentidos es porque todo, absolutamente todo, alcanzó un nivel de sacarse el sobrero. Se trata de una producción amena, rica, deliciosa, tanto en la parte de baile como en la pantomima, el vestuario de José Varona es colorido, elegante y armónico, el decorado, también de Varona, rico en matices y muy bien conseguido, la adaptación coreográfica de Enrique Martínez de 1968, brillante, pero sobretodo esta compañía admira por sus bailarines y por la gran calidad como conjunto que ha logrado Bocca con su dirección en los apenas cinco años que la dirige. Jovencísimos todos, la función del día 20, que clausuraba su estancia en el Liceu, se vivió de forma absolutamente festiva y con gran entusiasmo.

Maria Riccetto, Swanilda y sus amigas.
Foto: Antoni Bofill
Ariele Gomes y el malagueño Ciro Tamayo, a quien hemos ido siguiendo desde que ganara el premio en el primer Certamen Internacional de Danza Ciutat de Barcelona, nos brindaron una Swanilda y un Franz muy convincentes. Jovencísimos ambos, llenos de talento, poseen un gran potencial y ya ahora abordaron los exigentes roles principales con seguridad y maestría. Danza ágil y delicada la de Ariele y salto potente el de Ciro con una pantomima excelente en ambos, sacando sonrisas y despertando las simpatías del público. Artistas que trascienden y enamoran.

Daniel Galarraga como Doctor Coppélius, Nicolasa Manzo y Lucas Enri, solistas en la Mazurca, Vanessa Fleita en las Czardas, Paula Penachio como Aurora y Nina Queiroz en la Pregaria, fueron los otros solistas destacados de la noche del 20.

Pero aparte de los solistas, la gran mención que merece esta función debe ser para el cuerpo de baile. Milimétrica ejecución en todas las danzas, simetría, calidad, y un tercer acto absolutamente embriagador. Portés perfectamente ejecutados, líneas espectaculares, una presentación de una gran belleza que guardaremos en la retina mucho tiempo.

María Riccetto y Daniel Galarraga. Foto: Antoni Bofill
Tampoco hay que olvidar el estupendo papel que jugó la Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu, dirigida por Martín García que sonó magnífica y supo adecuarse tan bien a los tempi de los bailarines. ¡Una gran noche!

Y eso que cuando una leyó que se programaba Coppélia debe confesar que se sintió bastante decepcionada. ¿Coppélia? Sí, en el Liceu la última Coppélia que vimos data de muchos años atrás, cuando con el teatro recientemente quemado, vimos la versión de Roland Petit con una sublime Lucía Lacarra en el Teatre Victoria, pero Coppélia nos la trajeron recientemente en Cataluña el Ballet de Cuba, el English National Ballet, y a otro nivel, evidentemente, la versión para sus alumnos de formación del CDC, así que pensamos ¿por qué no traer al Ballet del Sodre con, por ejemplo, Onegin, que también figura en su repertorio y no se ha visto en Barcelona? –lo trajo Porta Ferrada con el Ballet de Munich hace años pero no era en un teatro cerrado- Los trabajos de Cranko, MacMillan, son apenas vistos por aquí y es obligación del Liceu programar diversidad para poder ir formando público y permitirle apreciar los distintos estilos que el clásico puede ofrecer.

Vanessa  Fleita como Aurora. Foto: Antoni Bofill
Aunque no olvidemos que lamentablemente, en el Liceu, más que en ningún otro teatro de su categoría del mundo, el ballet es la Cenicienta de las artes, no se le valora, no se le tiene en cuenta. Sólo tres programas esta temporada y uno de un grupo de bailarines aún en formación como es IT Dansa, que está muy bien que tenga su espacio en el Liceu, pero que no es de recibo programar como propuesta de la temporada y menos siendo ésta tan escasa y cuando nos dan, completando la propuesta, un Angelin Preljocaj que veremos con interés pero que dado la mínima programación, no dudaríamos en sacrificar en aras a tener más clásico.

Eso sin decir, una vez más, que no entendemos cómo un teatro de ese nivel y esas características, no tiene una compañía propia. Montevideo, su Presidente, Enrique Mujica corrió a contratar, antes de que se le adelantaran, a Julio Bocca para re-vitalizar el conjunto del Sodre (Servicio Oficial de Difusión Radio Eléctrica) que arrancó en noviembre de 1935 y que había sido un referente de la cultura uruguaya y motor de la danza local, hasta que en 1971 un incendio devastó el teatro. Aquí, en cambio, otro bailarín de indiscutible valía y prestigio, compañero como Principal en el American Ballet Theater de Julio Bocca presentó una atractiva y suficientemente estudiada a nivel económico propuesta y apenas si le quiso ni siquiera escuchar.

Y es aún más incomprensible si se recuerda que no hace tanto ya la tuvo. Una compañía cosechando éxitos por toda Europa, generando afición y dando un sentido al Liceu que se erigía como templo de la cultura catalana, estrenando ballets creados por coreógrafos de aquí, con música compuesta por compositores de aquí, bailados por bailarines de aquí, formados por escuelas de aquí y que era seguida en la temporada de danza que transcurría en primavera y parte del verano por numeroso público local y foráneo.

Coppélia por el Ballet del Sodre. Principales y
Cuerpo de Baile al final del tercer acto.
Foto: Antoni Bofill

Ahora él, Ángel Corella triunfa en Filadelfia dirigiendo el Ballet de Pensilvania. Una pena en todos los sentidos, cultural, por todo lo que nos ofrecía y que demostró con creces el tiempo que le dejaron, y económica, por la rentabilización que su ballet supondría para el Liceu y para Barcelona toda.

En la rueda de prensa ofrecida por Julio Bocca, la ex estrella del ABT comentó que su objetivo era llevar esta formación hacia ocupar un puesto entre los 10 mejores ballets del mundo.

La formación se compone de unos setenta bailarines, entre ellos, la bailarina uruguaya Maria Riccetto, conocida en Barcelona ya que bailó de la mano de Ángel Corella de quien fue compañera, al igual que de Julio, en el ABT. La mitad del elenco es, como ella, autóctona del país, el resto procede de todas partes del mundo.

María Riccetto y Gustavo Carvalho, Franz y Swanilda.
Foto: Antonio Bofill
Julio está satisfecho con la evolución de la compañía hasta la fecha. Tienen muchas peticiones para actuar en el extranjero y de hecho ya están preparando actuaciones en el Festival de Danza de Cannes, la Ópera de París o el Covent Garden de Londres.

Para 2018 preparan una nueva producción de La bella durmiente dirigida por Mario Galizzi y vestuario de Ágata Ruiz de la Prada. Y para 2019 una nueva Cenicienta  de Denis Volpi, residente en el Ballet de Stuttgart. En 2017 estrenarán obras contemporáneas creadas por bailarines de la compañía.

Julio considera que hay que tener en cuenta el contemporáneo, pero afirma que el Ballet de Sodre es clásico porque él lo es y es el estilo que más le gusta. En los cinco años que lleva a su frente, ha conseguido cambiar el perfil de esta compañía que conmemoró el año pasado su 80º aniversario con esta producción de Coppélia. Desde su llegada la compañía transmite otra energía, con bailarines muy jóvenes pero de gran calidad y ha logrado conectar muy bien con el público y ampliarlo, yendo desde los 4 a los 80 años.

Comentó que en Uruguay no es raro encontrarse en un espectáculo de danza al mismo grupo de amigos que va a ver fútbol. La apuesta de este pequeño país de tres millones y medio de personas por la danza está dando frutos. El Ballet Nacional Sodre ha atraído en el último lustro a medio millón de espectadores y realizado 334 funciones en Uruguay y 50 en el extranjero. Entre los 30 títulos estrenados la mitad han sido grandes producciones, con muchos títulos clásicos como 'El lago de los cisnes', GiselleLa Bayadera y Don Quijote.

Toda la compañía en los saludos finales con Julio Bocca y Martín García.
Foto: Antoni Bofill

Ahora la compañía de Julio Bocca se va a Madrid con dos programas distintos, la propia Coppélia y un programa neoclásico con obras de Kilian y Duato que tuvimos el privilegio de verles ensayar la mañana del 20 en el Liceu. No se lo pierdan, ¡no se arrepentirán!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

“A Night of Royal Elegance” en Terrassa

Lauren Cuthbertson y Reece Clarke en La Bella Durmiente.
Foto: Josep Guindo

El Centre Cultural de Terrassa, clausuró su treinta y tres temporada de danza con una Gala de alto voltaje. Estrellas del Royal Ballet mostraron en un programa titulado “A Night of Royal Elegance”, fragmentos de coreografías cubriendo el amplio registro de coreógrafos cuyos trabajos son un referente para la compañía, desde Sir Keneth McMillan o Frederick Ashton, pasando por Liam Scarlett, Wayne McGregor, Christopher Weelhdon y Will Tucket, hasta llegar a Carlos Acosta.

Carolina Masjuan

A Night of Royal Elegance es un programa típico de Gala formado por Pasos a dos y Solos más o menos virtuosos, pero en este caso, mostrando un repertorio muy representativo de los bailarines que conforman el elenco y que proceden todos de una misma compañía, para mostrarnos ese estilo, el suyo, el elegante estilo del Royal Ballet de Londres. 

Laura Morera y Ricardo Cervera en Asphodel Meadows
Foto: Josep Guindo
En esta gala se muestran fragmentos de ballets de repertorio, como La Bella Durmiente, La Bayadère o Coppélia que evidentemente están dentro del repertorio de la gran compañía inglesa, pero, sobre todo, coreografías de autores que le han dado ese sello distintivo por el que se la identifica.

El nivel de los bailarines participantes, junto a ese tan bien elegido programa, nos permitió disfrutar de una gran noche que el público que llenaba el aforo del teatro, con localidades agotadas desde hacía semanas, celebró con constantes aplausos en los momentos álgidos de las interpretaciones y con euforia desatada al final.

Lauren Cuthbertson, Bailarina Principal y Reece Clarke, Primer Solista, abrieron la Gala con el paso a dos del segundo acto de la Bella Durmiente. Estilo y elegancia en el gran ballet romántico. Ella es conocida del público catalán por sus participaciones en las Galas de Ibstage, su perfecto dominio de la técnica, su delicadeza y capacidad de conectar, deleitaron a todos junto a su magnífico partenaire el bailarín Reece Clarke.

Ambos nos mostraron en el segundo acto, el paso a dos de After the Rain de Christopher Wheeldon que suele incluirse mucho en Galas pero que siempre es bienvenido si es ejecutado de forma tan sincronizada y exquisita como la del sábado por la noche.

After the Rain. Lauren Cuthbertson y Reece Clarke
Foto: Josep Guindo

Liam Scarlett, el joven coreógrafo que tan reclamado es por distintas compañías, estuvo presente de la mano de Laura Morera, Bailarina Principal y Alexander Campbell, también bailarín Principal ¡Qué delicia de paso a dos se marcaron ambos bailarines en Asphodel Meadows! Liam tiene un estilo neoclásico muy orgánico, los bailarines utilizan sus brazos y su torso de forma muy fluida, elegantes y estilizados Laura y Alexander, nos sedujeron rápidamente.

Siguió el solo de Nikiya de La Bayadera. Espectacular Roberta Marquez, bailarina poco conocida en nuestro país, demostró porque es Principal del Royal. El público supo reconocer la altísima calidad de su ejecución, con una solidez de puntas apabullante y unos equilibrios que dejaban sin aliento. Gran, gran, interpretación.

Roberta Marquez como Nikiya en La Badera.
Foto: Josep Guindo
Para su segunda intervención, Roberta también escogió un fragmento de un ballet de repertorio, el paso a dos de Coppélia para el que contó como partenaire a Alexandre Campbell. Magníficos ambos en su exhibición de técnica y estilo. Roberta superándose en cada uno de sus equilibrios y el público asombrado quedándose casi sin capacidad de reacción. Numerosos aplausos para ambos durante su ejecución, juntos o en las codas.

Deliciosos Yasmine Naghdi, Primera Solista y Matthew Ball, Solista, en el famosísimo para a dos de Romeo y Julieta de Keneth McMillan. Conocen y evidentemente dominan el estilo del coreógrafo siendo la suya una gran intervención que siguió cosechando aplausos.

Ricardo Cervera, Primer Solista, Asistente Coreográfico y Ballet Master, es el otro español junto a Laura Morera, que vino a Terrassa. Ricardo nos ofreció un solo de Electric Counterpoint también de Wheeldon y ambos, Laura y Ricardo, nos deleitaron en el segundo acto con el delicioso, rápido y elocuente paso a dos a ritmo del célebre Bolero “Quizás, quizás, quizás” de Nat King Cole y Shigeru Umebayashi (In the Mood for Love) y coreografía de Will Tuckett. Una Laura coqueta, pizpireta y seductora con un no menos entregado Ricardo, hicieron las delicias del respetable en este baile con marcado sabor hispano.

Laura Morera y Steve McRae en Raphsody.
Foto: Josep Guindo
Y llegó Rhapsody de Frederick Ashton, música de Serguéi Rajmáninov. Frederick Ashton, coreógrafo fundador del Royal Ballet, marcó el estilo inglés. Rhapsody, pieza de 1980, es una de las obras finales de Ashton y fue creada para Mikhail Baryshnikov. Es una celebración del virtuosismo masculino y nadie mejor que Steve McRae, Bailarín Principal, para presentárnosla. 

McRae toma posesión absoluta del escenario para dejar al público boquiabierto y sin respiración desde el momento en que sale a escena y empieza su demostración técnica al servicio de una coreografía endiablada, giros rapidísimos, elevaciones espectaculares, sus prodigiosos chaînés y un constante desafío a la ley de la gravedad. Laura Morera es su elegante pareja en estas lides que a pesar de su bonita prestación, queda eclipsada por tamaño virtuosismo.

Completaron el segundo acto, el paso a dos de la Carmen recientemente creada para el Royal Ballet por el que ha sido una de sus últimas figuras indiscutibles, el carismático y excelente bailarín cubano, Carlos Acosta. Carmen seductora y apasionada, como no puede ser de otra forma, encarnada por una Laura Morera con poderío y secundada por un estilizado y flamante José en la figura del magnífico bailarín que es Matthew Ball.

Infra con Yasmine Naghdi y Matthew Ball.
Foto: Josep Guindo

Infra del coreógrafo residente de la casa Wayne McGregor, con música de Max Richter y bailada por Naghdi y Ball, nos demostró lo ecléctico de estos bailarines, capaces de abordar registros tan distintos, tal y como exigen los tiempos actuales y como tiene que ser en toda compañía de ballet hoy en día.

Y como colofón las Czardas de Steven McRae. Conocidas por muchos de los asistentes ya que también las bailó en la Gala de este 2016 en IBStage, McRae acabó de entusiasmar al respetable con sus rapidísimos movimientos, su dominio de esta técnica y su gracia y carisma indiscutibles. 

Czardas con Steve McRae. Foto: Josep Guindo
Fan del claqué desde que Christopher Wheeldon le dio un papel en su aclamado ballet “Alicia en el País de las Maravillas” en el que debía bailar usando esta técnica, McRae hace suyas las Czardas dándoles una dimensión totalmente nueva que es muy celebrada y apreciada. Un gran final.

El Royal Ballet es la primera compañía de ballet del Reino Unido y una de las grandes compañías de ballet del mundo. Fundado en 1931, cuenta con aproximadamente 100 bailarines y reside en la Royal Opera House en el Covent Garden de Londres.

Justin Meissner Director de Dance Tours Productions y responsable de la Gala, dejó el mensaje siguiente para Terrassa:

Queremos dar las gracias al Centro Cultural Terrassa por haber trabajado duro para alcanzar el éxito de esta actuación. Sin la dedicación y el compromiso de estas instituciones, los intercambios culturales y las exhibiciones de primer nivel como la que veremos en Terrassa, no serían posible.

Efectivamente, hay que dar las gracias al Centre Cultural de Terrassa por apoyar la danza contra viento y marea. En un país donde es, más que en cualquier otro, la hermanita pobre de las artes, Terrassa, lucha por, y consigue, ofrecernos danza de calidad en una temporada que cubre los más diversos estilos con una propuesta mensual.

Laura Morera y Matthew Ball en Carmen. Foto: Josep Guindo

El calendario con el que se obsequiaba a los asistentes permite ilusionarnos para el 2017 ya que las compañías y bailarines que están programados son de primer nivel, Ivan Vassiliev, Maria Alexandrova, Blanca Li, Víctor Ullate y su Ballet de la Comunidad de Madrid, Introdans, Gala de Estrellas de la Ópera de París, con la mismísima Aurélie Dupont… son algunas de las propuestas que no pensamos perdernos en 2017.



El magnífico elenco de bailarines tras la función.
Foto: Josep Guindo



sábado, 17 de diciembre de 2016

Concierto Homenaje a Joan Guinjoan

Joan Guinjoan con su piano.
Foto: Consuelo Bautista para El País

El compositor catalán Joan Guinjoan cumplió 85 años el pasado 28 de noviembre y en la Residencia de Investigadores de Barcelona, se celebró una fiesta para agasajarlo.

Joan Guinjoan vivió la época dorada de la compañía de Ballet del Liceu con el Maestro Magriñá, habiendo compuesto para ellos el ballet Los Cinco Continentes (1968) que supuso un hito para la historia de la danza en el Liceu. Así pues, ex bailarines de la compañía del Maestro Magriñá no se perdieron el evento, algo que el compositor agradeció emocionado.

Carolina Masjuan

Es de recibo hacerse eco de esta fiesta dedicada al compositor y emociona y entristece a partes iguales, saber lo que un día existió y constatar lo que se dejó perder. Con su Ballet Los Cinco Continentes se aglutinó el trabajo de una serie de grandes artistas catalanes para mostrarlo en el más emblemático teatro catalán, el Gran Teatre del Liceu, dignificándolo y dándole una magnífica razón de ser para el fomento y divulgación de nuestra cultura. Algo que tristemente se ha perdido y que no parece que haya el más mínimo deseo de recuperar.

Joan Guinjoan rodeado por ex bailarinas del Ballet del Gran Teatre del Liceu,
Mª Dolors Escriche, Carme Cavaller, Presidenta de Licexballet, y Mercé Roca.

Al conocer al Maestro y a sus bailarines, Joan Guinjoan descubrió el ballet y lo adoró. Una vez la compañía desaparecida, cuando creó la ópera Gaudí en 1992 y que finalmente se estrenó en el Liceu en 2004, incluyó el ballet Trencadís.

En Licexballet, la plataforma de ex bailarines del Ballet del Liceu, se hizo una entrada sobre este evento que nos permitimos reproducir aquí.

« No he de comenzar este texto para los 85 años que hoy, el 29 de noviembre, celebramos junto al querido Joan Guinjoan, amigo, maestro y compositor, sin señalar el reconocimiento a esta casa, la Residencia de Investigadores, y a su director, Francisco Farré, que ya pertenece al itinerario vital de uno de los compositores más importantes de la historia de Cataluña.

Joan Guinjoan nació en Riudoms, con luces y sonidos de campo, de primeras tareas agrícolas, de fiestas populares, del también recordado acordeón que lo abrió a la música, y del añorado piano que por fin llegó.

Mª Dolors Escriche y Josechu Gómez en el ballet
Los Cinco Continentes. Foto: Archivo del Gran Teatre del Liceu

No es lugar de una biografía, sino de señalar, del ejemplo vital de Guinjoan, los méritos de una vida dedicada al arte, a la creación musical y el compromiso sin más con este mundo. Y todo por medio de su música y, hoy, de su instrumento referencial que es el piano, que conforma un catálogo magistral.

Fueron leídas unas palabras del Presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y Casamajó, valorando toda su trayectoria artística.

El programa ha sido interpretado al piano por Alfonso Calderón, que entre otros premios ha sido galardonado con el Premio de Interpretación Musical 2007 de la Asociación de Amigos del Colegio de España de París. Actualmente prepara la grabación de la integral de la música para piano del compositor Joan Guinjoan, con quien mantiene una estrecha relación amistosa y profesional.

PROGRAMA MUSICAL

Primera parte:
Divagant (1978)
Tres petites peces (1965)
Tempo breve (2006/ 2016)

Segunda parte:
Nocturn- Una pàgina per a Rubinstein (1987)
Recordant Chopin (2012)
Recordant Millàs (2014)
Au revoir barocco (1980)

Una vez terminado el acto saludamos a Joan Guinjoan que, muy emocionado, nos agradeció nuestra presencia, recordando de una manera muy estimada el estreno que hicimos en el Liceu de su ballet "Los Cinco Continentes."

Por muchos años Maestro!!!